Síguenos en Twitter @carnavalmalaga

Carnaval y/o nuestro mundo cofrade

Sáb, 14/01/2012 - 11:18 -- David Delfin

Quienes conocemos la evolución de nuestras coplas de carnaval, sabemos cuánto supone el mundo cofrade dentro de las referencias cantadas.Desde la recuperación de la fiesta en 1980, el mundo cofrade no solo ha sido cantado, sino que hoy todas estas coplas suponen otra forma de ver nuestra Semana Santa ajustada a la versión popular, su evolución en estas tres últimas décadas, y reunidas, servirían de guía popular por nuestra Semana de Pasión: cada día, cada itinerario, cada imagen, cada rincón cofrade tiene hoy su copla carnavalesca. La mayoría resultan espacios sentimentales, y otras se han permitido parodiar los cambios y novedades, sin que apenas existan un mal gesto de contrariedad. Los carnavaleros sabemos cómo se ha cantado la religiosidad popular. Sin embargo, es muy posible que los cofrades, en general, desconozcan este universo de coplas referidos a nuestra forma (andaluza y malagueña) de celebración cristiana, y mucho menos sobre nuestra celebración en su conjunto y sus valores culturales.

Por esta razón, me parece muy significativo que este año, durante los prolegómenos de la fiesta en los barrios que la nueva Junta de la Fundación ha promovido, se prevean celebraciones gastronómicas en colaboración con algunas de nuestras Hermandades: los callos que se cocinarán en pleno barrio de La Victoria por miembros de Cofradía de El Rocío, las migas que amasarán en el Puerto de la Torre colaboradores de la Hermandad de N.T. de los Dolores de este barrio, o, el guisaillo carnavalesco que la Hermandad de Nueva Esperanza repartirá en el distrito de Bailén-Miraflores... Actos que, sin duda, tuvieron su fotografía más emblemática en este año, cuando con motivo de la presentación del cartel anunciador en la Casona del Parque hace unos meses, en la misma estaban el Presidente de la Agrupación de Cofradía y de la Fundación Carnaval de Málaga, como reivindicación de Málaga, de hacer ciudad; que considero marcan un antes y un después y que nos permiten confirmar esa madurez de la fiesta, a la que tanto me refiero.

Aquí se reza cantando (el making off de un artículo carnavalesco-semanasantero)

Y en tales circunstancias, me permito relatar (con la intención de que mi experiencia tenga algún valor más que el meramente personal) algunos entresijos que me llevaron a escribir el artículo "Aquí se reza cantando" (verso de un pasodoble de la comparsa Almas de Cartón de 1991 de mi admirado Juambe Cobos) que se publicó en la edición de 2011 de la Revista Estandarte de la cofradía El Cautivo...

Lo cierto es que José Luis Ramos, Pepelu, llevaba varios años pidiéndome que realizara un breve análisis sobre la versión que las coplas han realizado sobre nuestra Semana Mayor, y, en especial sobre el Cautivo para publicarla en la señalada revista. Me dejaba mensajes en el móvil, me escribía correos..., escuchaba un pasodoble y me decía: Ahí tienes otro para ese artículo que tiene que hacer; me entregaba ejemplares de la revista Estandarte... Y yo ni caso. Primero, porque no creía que en una revista cofrade pudieran publicarse aspectos y coplas carnavalescas; segundo, por mi desconocimiento sobre el ambiente cofrade desde dentro; y, tercero... en fin, que siempre tenía una excusa y cosas mejores que hacer. Pero Pepelu, que a menudo tiene más confianza en mí que yo mismo, insistió tanto que no tuve más remedio que ponerme. El problema no era la dificultad de la tarea, sino mi convencimiento de que nunca se publicaría (aunque Pepelu fuera el coordinador de esta revista cofrade). Así que durante algo más de un mes, repasé cientos de libretos (gracias Paqui Prieto por todos los ejemplares que me regalaste una vez), emborroné una libretilla con apuntes, referencias (gracias Juan José Rodríguez por tu libro-guía ¿para cuándo la continuación...?), coplas... Pensaba que, al menos, de no publicarse en Estandarte lo haría en este espacio web, y que me serviría para mi próximo libro sobre la Fiesta... Le fui enviando a Pepelu Ramos algunos borradores y sus respuestas positivas y atinados consejos me animaron a terminar.

La presentación de Estandarte (allí estaba yo).

Llegada la Cuaresma, desde la Cofradía tuvieron la generosidad de invitarme a la presentación de la Revista en el salón de actos de la Casa Hermandad de la Trinidad. Fui con mi hijo Fernando para compartir la experiencia y que, por una vez, viera que su padre es persona importante (a mi hijo mayor el carnaval ni fú ni fá). Nunca antes habíamos estado en un acto Cofrade de tal calibre. Allí estaba mi admirada Isabel Rubín(coordinadora de Ámbito Cultural de El Corte Inglés que tanto me ha ayudado en las Conferencias inaugurales durante 10 años); el Hermano Mayor de Sentencia (creo), encargado de presentar la edición, tuvo palabras de elogio al artículo carnavalesco. Y el Hermano Mayor de Cautivo en esas fechas, durante el refrigerio posterior, no solo quiso conocerme, sino que el hombre tuvo unas palabras de agradecimiento hacia mí que, todavía hoy, me sorprenden y me emocionan. E, incluso, otros cofrades mostraron interés por conocer a quien había escrito en su revista sobre religiosidad popular y carnaval. Creo que en el fondo, todos estábamos sorprendidos de todos: ellos de que el carnaval de Málaga pudiera reflejar de este modo la Semana Santa (mérito de nuestros autores); y yo, que todos aquellos cofrades mostraran interés y gratitud por el artículo, cuando la revista recogía aspectos más destacables desde el punto de vista social y religioso. Y sin duda, el más feliz de entre todos los presentes, era Pepelu Ramos, quien una vez más había logrado el milagro de los panes y los peces, si me permiten así expresarlo, por favorecer las circunstancias necesaria para unir todo lo que tenga que ver con Málaga, aunque sean modos tan distantes, y que constituye su gran ideal de vida. Un maestro y un amigo, al que tanto debo, y al que su Cofradía distingue este año como pregonero de los Sagrados Titulares de La Trinidad.

Carnaval y/o nuestro mundo cofrade.

Ahora, tantos meses después, creo que el relato de mi experiencia personal, y, el conjunto de actos gastronómicos organizados en colaboración con algunas de nuestras Hermandades, suponen esa madurez que la ciudad ha alcanzado en relación al carnaval, y a la que tanto me refiero, y que dan pistas de una celebración plenamente integrada en todos los malagueños, independientemente de su mayor o menor conocimiento o afinidad con la fiesta de febrero. Es un momento de inflexión, como bien señala Rafael Acejo; alguien que vivió etapas muy complejas y sabe lo que ha costado esta conquista de todos, especialmente de las coplas y sus autores e intérpretes.

Y como me dijo un célebre murguista y cofrade: ahora solo te queda realizar el otro artículo, uno que se titule: "Aquí NO se reza cantando" (conste que esta variación no es ya un verso de ninguna copla de Juambe). Sobre la visión humorística (que no irrespetuosa) de nuestra Semana Santa en las coplas. Todo un filón, no crean. Pero ese empeño queda pendiente hasta otro encargo de Pepelu, como no podría ser de otra forma.

DD

NOTA: En mi cabeza y en mi archivo, tengo muchas; pero si recuerdan coplas en tono humorístico sobre nuestra Semana Santa, por favor, ruego las publiquen en el foro de esta reseña, para no olvidarme de ninguna. Y no olviden el nombre del Grupo, el año... Gracias por la ayuda!!

Requisitos
Requiere Android 4.1 o superior. WiFi, Edge, o 3G.

Requisitos
Compatible con iPhone e iPod touch. Requiere iPhone OS 7.0 o posterior. WiFi, Edge, or 3G.

Carnavaleando

Carlos Murante es el regidor que ha evolucionado la comunicación de las agrupaciones de canto al espectador durante el concurso de coplas con la realización de presentaciones en video proyectadas antes de la actuación

Orden de actuación de la final del concuros de coplas que se celebrará en el Teatro Cervantes.

La obra de Pablo Flores, presentada en el Gourmet Experience de El Corte Inglés, repasa la historia de la fiesta y une a todos los actores bajo una simbología compartida

Y el carnaval regresó a una de las casas por las que ha transitado a lo largo de sus constantes vicisitudes: el Gran Hotel Miramar.

En la localidad italiana de Ivrea, en Piamonte, el carnaval no destaca por sus disfraces o sus carrozas, sino por su batalla campal de naranjas: Battaglia delle Arance, que representa una histórica revolución popular contra los franceses ocurrida

El Carnaval de Binche es un patrimonio vivo y excepcional, un evento popular, humano y social. Ha sido reconocida como "Obra maestra del patrimonio oral e inmaterial de la humanidad" por la UNESCO en 2003.