Síguenos en Twitter @carnavalmalaga

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /home/carnaval/public_html/includes/menu.inc).

Llevo ya veinte años con una hipoteca...

Vie, 17/10/2008 - 00:00 -- CarnavaldeMalaga.com




Son la gente del Carnaval. Los que con una copla, un disfraz o desde la organización; entregan una parte de sus vidas a esta fiesta. Nadie les obliga, dirán otros. Y es verdad. De la misma forma que nadie obliga a ser cofrade, fiestero o registrador de la propiedad. Se trata de una opción voluntaria. Como quien compra un piso y tarda veinte años en pagarlo, mes a mes, para construir su hogar y su herencia. Igual. Aunque en el caso de los carnavaleros la sensación que les queda después de una vida de coplas y disfraces para regalar una fiesta a su ciudad, es la falta de reconocimiento. ¿De quién?  Ellos lo saben.  Porque el reconocimiento no es ofrecer una subvención y hasta el año que viene. No es asistir a la final, entregar los premios, y hasta el año que viene. No es escribir unas pocas páginas en los periódicos y hasta el año que viene. No es hacer lo mínimo  y ya está. El reconocimiento es saber quién está detrás del carnaval. Es conocer a su gente y saber qué y cuánto ponen para que Málaga tenga carnaval. Pero nadie les obliga, volverán a replicar otros. Pero si nadie se obligara a hacer cosas por Málaga, esta ciudad sería un páramo. Quienes trabajamos con equipos sabemos que sin el reconocimiento público de los esfuerzos personales o colectivos no se avanza en pro de una empresa, ni de casi nada en la vida. Y la gente del carnaval necesita, sobre todo, reconocimiento por su enorme inversión durante tantos años. Por favor, que alguien se lo explique al Sr. Briones, o a quien se menester explicárselo.  Eso sí, con la celebración del próximo III Congreso de Carnaval, los carnavaleros tenemos una oportunidad de explicarnos, una vez más. Que no sea una oportunidad perdida depende también de nosotros. Y ahora que la hipotecas no dejan de subir y subir de precio, nuestro carnaval también debería subir su valor.

 Dígame usted lo que le debo
Que yo siempre pago
Y si les deben mis compañeros
Pues yo lo avalo,
Tenga el número de cuenta
Que mi cuenta también cuenta,
En estos carnavales
Que yo nada le debo que estoy al día,
Eso usted bien lo sabe.
Llevo ya veinte años con una hipoteca
Carnavalera,
Que me cuesta los días, los meses, los años,
Una vida entera,
Tengo salgo,
Dentro del palco,
De muchos corazones,
Y en la calle del cante tengo invertidas bellas
Canciones.
El pasodoble me da más facilidad para endosarle
Un piropillo,
El interés me lo da el cuplé
Y el popurrí me da un pagaré,
Para tu bolsillo,
Clemencia,
Tú esperas que pida sumiso clemencia,
Mientras me pasan factura
Todas tus impertinencias,
Y no te puedo fallar,
Dígame usted lo que le debo,
Banquero del carnaval,
Que mi crédito y mis canciones,
No se merecen...
Que usted los maneje más...

Murga HASTA LOS ZOJOS, 2008.

Requisitos
Requiere Android 4.1 o superior. WiFi, Edge, o 3G.

Requisitos
Compatible con iPhone e iPod touch. Requiere iPhone OS 7.0 o posterior. WiFi, Edge, or 3G.

Carnavaleando

Coplas de carnaval en Bar Susi, con la interpretación de Kike, José Otero, Julio, Guille, Francis Moya y Nono Quiñones... Sábado 25 de mayo a las 22:15h. Plazas limitadas. 

Carlos Murante es el regidor que ha evolucionado la comunicación de las agrupaciones de canto al espectador durante el concurso de coplas con la realización de presentaciones en video proyectadas antes de la actuación

La obra de Pablo Flores, presentada en el Gourmet Experience de El Corte Inglés, repasa la historia de la fiesta y une a todos los actores bajo una simbología compartida

Y el carnaval regresó a una de las casas por las que ha transitado a lo largo de sus constantes vicisitudes: el Gran Hotel Miramar.

En la localidad italiana de Ivrea, en Piamonte, el carnaval no destaca por sus disfraces o sus carrozas, sino por su batalla campal de naranjas: Battaglia delle Arance, que representa una histórica revolución popular contra los franceses ocurrida

El Carnaval de Binche es un patrimonio vivo y excepcional, un evento popular, humano y social. Ha sido reconocida como "Obra maestra del patrimonio oral e inmaterial de la humanidad" por la UNESCO en 2003.