Síguenos en Twitter @carnavalmalaga

De la India al Cervantes en cuestión de horas: así es el Carnaval de Málaga con Manu Robles. [El Español de Málaga]

Dom, 10/10/2021 - 20:28 -- David Delfín

Murguista y pregonero, también es el responsable del área de producción de calzado en la empresa malagueña Mayoral. Compaginarlo con los ensayos se le complica, pero de momento no le ha hecho fallar ningún febrero.

14 agosto, 2021. Alba Rosado  @albarosado_ EL ESPAÑOL DE MÁLAGA               

Manu Robles es probablemente uno de los personajes del carnaval malagueño que tenga el humor más fino e inteligente. Y no extraña a nadie que sea así, porque sus letras surgen por encima de las nubes y por hoteles de toda Asia.

Tras la máscara que se pone de septiembre a febrero, cuando comienza la etapa carnavalera, Manu viaja por todo el mundo por motivos de trabajo. Es el responsable del área de producción de calzado en la empresa malagueña Mayoral. "Más de un repertorio se ha escrito en aeropuertos, aviones y hoteles. Durante el día no puedo porque estoy trabajando y de arriba para abajo, pero cuando llega la noche, aunque esté cansado, le dedico mi momento al carnaval", cuenta Robles.

Así, se dedica a enviarle audios de Whatsapp cantando las letras que escribe, hace videollamadas y, en alguna que otra ocasión, ha sido esa su única forma de ensayo. "La situación más in extremis que he tenido fue en el año 2007. Cuando  llevamos 'No hay tres sin dos' con aquellos padres de trillizos, llegué a Málaga la misma mañana que actuábamos en preliminares en el Alameda. Yo estaba atacado. El bebé que usábamos en la actuación hacía pis y yo no tenía ni claro a qué botón tenía que darle para que lo hiciera. Sorprendentemente salió bien", recuerda entre risas.

Por la poca fabricación que se da en España hoy en día, tiene que trasladarse a países como China, India o Bangladesh y allí se dedica a gestionar el equipo del departamento que se encarga del control de la producción y, asimismo, supervisa que la mercancía llegue bien y a tiempo. "Allí visito fábricas y proveedores, me encargo de la aprobación de materiales, gestiono el lanzamiento de pedidos y hago de todo, vamos", explica.

La India es el país que más le ha sorprendido por la diferencia social y cultural que tiene con España. "Es alucinante cómo cuando la gente viaja solo se les muestra la parte más comercial y visible de India. Sin embargo, cuando trabajas en este tipo de profesiones ves la otra cara e impacta mucho. Hay ricos muy ricos y pobres muy pobres", detalla.

Manu cuenta los años por carnavales, lo que resulta algo común en muchos carnavaleros. "Yo empecé a trabajar en esto desde 'Voy pa' bao'. Y a partir de ahí fui pa' arriba", dice riendo. Esta murga fue un absoluto éxito en el Carnaval de Málaga de 2005 y todos los aficionados la recuerdan con cariño, por lo que fue un año de celebración tanto a nivel profesional como carnavalesco.

A lo largo de este tiempo ha conocido a una gran cantidad de personas en el ámbito laboral. Así, en los descansos en el hotel o en algún almuerzo, ha aprovechado para enseñarle fotografías y vídeos de alguna de sus murgas para divulgar el carnaval. "Como la mayoría son de otros países se quedan alucinados. Ellos tienen una cultura del disfraz totalmente distinta. No entendían por qué cantábamos cosas distintas vestidos de forma diferente cada año. Les impacta, pero creo que no tanto como para cogerse un par de aviones durante unas cuantas horas", cuenta entre risas.

Una vida entre confeti y serpentina

Su primer contacto con el carnaval fue gracias a su abuelo, que le ponía cintas del carnaval de Cádiz que grababa él mismo. La primera chirigota que recuerda data del 1988, 'Los Comboys Da Pejeta'. Ahí comenzaba a llegarle el veneno del carnaval. Fue creciendo y, en la universidad estudiando Telecomunicaciones, que no llegó a acabar, se encontró con Ángel Valderrama y juntos se preguntaron "¿y por qué no hacemos algo en carnaval?"."Y así nos acabamos metiendo en la final de aquel año con un grupito muy apañado. Así comenzó toda esta locura", relata.

Tiene claro que le debe al carnaval la vida. Gracias a él, conoció a su mujer y a sus grandes amigos. Por ello, también tiene a su hijo. "El carnaval para mí es todo porque me lo ha dado todo", asegura.

Sus mejores momentos dentro del carnaval han sido en la calle. "En la calle está la magia del carnaval. Es donde mejor te lo pasas. De hecho, como ya estamos preparando repertorio para el año que viene, a veces nos echa para atrás pensar que lo mismo hay concurso pero no hay calle. ¿Merece del todo la pena el esfuerzo para cantar, con suerte, tres noches?", se lamenta…

Accede al reportaje completo de EL ESPAÑOL DE MÁLAGA desde este enlace

Ilustración. Murga Qué Cruz me ha Caío contigo, 2019. [Fundación Carnaval de Málaga]

El fallo del jurado llegaba hacia las 4,20H de la madrugada tras una noche de coplas especialmente comprometidas con la identidad malagueña tanto desde la reflexión como desde la parodia.

Permítanme un poco de autoficción, ahora que está tan de moda como género literario y costumbre diaria y tuitera según leemos en la red.

Las agrupaciones que, desde el Campo de Gibraltar, Almería, Córdoba y Granada, se acercan cada año a nuestro concurso de coplas están, en mi opinión, enriqueciendo nuestra fiesta cantada.

Desde el minuto uno de las preliminares, nuestra identidad ha estado muy presente este año en las agrupaciones, para mayor disfrute de los aficionados.