Síguenos en Twitter @carnavalmalaga

El carnaval de Málaga también es cosa de niños... [El Español de Málaga]

Mié, 29/09/2021 - 09:57 -- David Delfín

Uno de los míticos carnavaleros de la fiesta, Kara, ha creado ‘Los kanallitas’, una nueva agrupación infantil que está buscando a pequeños que la formen y que se suma a la lista de grupos en Málaga capital.

15 julio, 2021 por ALBA ROSADO. El Español de Málaga

El carnaval de Málaga es sinónimo de alegría, trabajo e ilusión. Tres palabras que podrían definir perfectamente el alma de una de sus piezas claves: el niño carnavaleroCuando llega septiembre, tras salir del cole, en vez de acudir a una clase de piano o a una academia de inglés, prefiere encerrarse en el local de ensayo con los amigos que forman su grupo: hay que preparar el grupo para el año que viene. 

Últimamente han sido muchos los carnavaleros que han denunciado la poca atención que se le da a la necesidad de crear cantera y a estas agrupaciones infantiles que afianzan el futuro de la fiesta. Tras las pocas que hay en Málaga capital, se encuentran históricos referentes en el mundo del carnaval malagueño como Kara, que en 2022 llega con una nueva murga infantil: 'Los kanallitas'.

Una nueva murga

Kara y su hijo Manuel en una de las actuaciones de ‘Los Malafama’. Kara es la novedad en el mundo de las agrupaciones infantiles con vistas a 2022, ha decidido dar el paso ya que la mayoría de su grupo tenía a sus hijos en otras agrupaciones infantiles y les apetecía crear una propia.

También le ha apoyado en el proyecto Yoyi, que llevaba meses proponiéndoselo. "Queremos que sea también un sitio donde aprendan y les enseñemos cómo funciona la fiesta, por lo que queremos que sean unos veinte niños, para que puedan disfrutarlo y nos organicemos mejor", explica. Asegura que él ha creado una murga infantil pero que en realidad quiere que también sirva de escuela carnavalera para todos.

Asimismo, apunta que en las agrupaciones de adultos ya ven carencias de componentes, por lo que estas agrupaciones son primordiales para poder multiplicar el número de carnavaleros. El proceso de inscripción está abierto a través de sus redes sociales y asegura que "todo el mundo es bienvenido". Respecto al 2022, se muestra con mucha ilusión deseando que los contagios disminuyan y que a partir de septiembre puedan comenzar a ensayar.

La experiencia en el panorama carnavalesco infantil

Si alguien ha luchado por la figura de los niños dentro del carnaval malagueño esa es Paqui Prieto, que en el 1992 fue pionera en Málaga en el mundillo de las agrupaciones infantiles. Siempre tuvo especial interés en acercar la fiesta a los más pequeños y lo demostraba sacándolos en las presentaciones de sus comparsas como mascotas. Sin embargo, decidió dar el paso de montar una comparsa infantil y reconoce que ha sido una de las decisiones más reconfortantes de su vida."Mi marido salía en la murga de Carlinda y yo en una comparsa femenina. Siempre acabábamos haciéndoles un disfraz como el nuestro hasta que decidimos montarles un tipo y un repertorio diferente", expresa.

Prieto reconoce que trabajar con ellos es un placer ya que gracias a la disciplina que se les enseña en los colegios, cumplen muy bien los objetivos y, en forma de juego, acaban aprendiéndose las letras muy rápido. Para ella, los niños son carnaval y a través de sus ojos ha aprendido a vivir la fiesta. Por ello, no es partidaria de un concurso infantil, ya que no ve necesidad de ponerlos a competir tan pequeños, pero sí que defiende que los grandes autores y directores deberían de comprometerse más e ir sacando agrupaciones infantiles, al menos con los hijos de cada uno de los componentes. 

Hacer del barrio, una agrupación

El bar Susi podría ser perfectamente el templo de los carnavaleros en San Andrés. Allí, Pakito Susi ha vivido el carnaval con su padre, Paco Susi, a la cabeza. Pakito, como lo conocen en el mundillo, decidió poner en marcha la murga infantil del Susi con su primer hijo, Hugo, y todos sus amigos del colegio y vecinos del barrio. "Acabamos formando un grupo de unos treinta o 35 peques", cuenta Susi.

Es clave esto que explica, ya que con la creación de estos grupos comienza a nacer una red de carnavaleros que va más allá de las fronteras de los familiares que forman parte del concurso de adultos, algo muy necesario en la fiesta, "reclutar" carnavaleros que no pertenecen a familias del concurso para así conseguir afianzar el futuro del carnaval. 

Respecto a un posible concurso infantil señala que lo ve imposible ante los pocos grupos que existen en la provincia. Para ponerlo en marcha cree que las bases deben cambiarse y los grupos infantiles deberían ser de unos quince o 20 niños. De esta forma, serían más los grupos que se crearan. 

La dificultad de hacer humor con niños...

Accede a la publicación completa de este reportaje de ALBA ROSADO para el EL ESPAÑOL DE MÁLAGA desde este enlace 

Ilustración: Cuarteto Parchis 2.0, 2018. (Autor: Eduardo Jesús González, el Lama). Fuente: Fundación Carnaval de Málaga 

El fallo del jurado llegaba hacia las 4,20H de la madrugada tras una noche de coplas especialmente comprometidas con la identidad malagueña tanto desde la reflexión como desde la parodia.

Permítanme un poco de autoficción, ahora que está tan de moda como género literario y costumbre diaria y tuitera según leemos en la red.

Las agrupaciones que, desde el Campo de Gibraltar, Almería, Córdoba y Granada, se acercan cada año a nuestro concurso de coplas están, en mi opinión, enriqueciendo nuestra fiesta cantada.

Desde el minuto uno de las preliminares, nuestra identidad ha estado muy presente este año en las agrupaciones, para mayor disfrute de los aficionados.